jueves, 16 de octubre de 2008

¿Que es la Inteligencia Emocional?



La Inteligencia Emocional,
un término acuñado
por dos psicólogos de la
Universidad de Yale (Peter
Salovey y John Mayer) y
difundida mundialmente
por el psicólogo, filósofo y
periodista Daniel Goleman,
es la capacidad de:
1) Sentir, 2) Entender, 3)
Controlar y 4) Modificar
estados anímicos,
a) Propios y b) Ajenos.
¿CUÁLES SON LAS HABILIDADES PRÁCTICAS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?
Las habilidades prácticas que se desprenden de la Inteligencia Emocional
son cinco, y pueden ser clasificadas en dos áreas:
1) INTELIGENCIA INTRAPERSONAL
internas, de (autoconocimiento)
2) INTELIGENCIA INTERPERSONAL (externas, de relación)
Al primer grupo pertenecen tres habilidades:
a) La autoconciencia (capacidad de saber qué está
pasando en nuestro cuerpo y qué estamos sintiendo)
b) El control emocional (regular la manifestación de
una emoción y/o modificar un estado anímico y su
exteriorización).
c) La capacidad de motivarse y motivar a los demás.
Al segundo grupo pertenecen dos habilidades:
a) La empatía (entender qué están sintiendo otras
personas, ver cuestiones y situaciones desde su
perspectiva), y
b) Las habilidades sociales (habilidades que rodean la
popularidad, el liderazgo y la eficacia interpersonal, y
que pueden ser usadas para persuadir y dirigir, negociar y resolver disputas, para la
cooperación y el trabajo en equipo).
Como se puede advertir por la amplitud de estas habilidades,
la Inteligencia Emocional es útil en tiempos de bonanza,
e imprescindible en tiempos difíciles.
¿QUÉ SE APRENDE Y/O SE PRACTICA EN LOS SEMINARIOS
Y EN LOS TALLERES?
En los Seminarios, según el origen etimológico de
la palabra, las personas adquieren información básica
–con algún ejercicio prácticorespecto al origen y al alcance
de la Inteligencia Emocional, además de aprender las 5
Habilidades Prácticas.
En los Talleres, se aprenden en profundidad cada
una de las 5 Habilidades Prácticas, participando de las
dinámicas de grupo y de los ejercicios que acompañan el
desarrollo de cada una de las Habilidades.
ES BUENO CONTROLAR LAS EMOCIONES?
Si por controlar se entiende la capacidad de adecuar
la expresión emocional al contexto (situación y
persona/s implicadas), la respuesta es afirmativa. Si por
controlar se entiende reprimir continuamente el sentimiento
y/o manifestación de una o varias emociones que ‘no
nos gustan’, esto puede conducir a desarreglos de la
personalidad que no pueden ser considerados positivos.