domingo, 11 de enero de 2009

BRUCE LEE: JEET KUNE DO; SU FILOSOFÍA


"Be water, my friend (Sé agua, amigo)”. Ese era el principio sobre el que se basaba el Jeet Kune Do, un arte marcial desarrollada durante varios años por Bruce Lee.
“El arte del Jeet Kune Do es sencillamente el de simplificar. Favorecer la carencia de forma para poder asumir todas las formas”, “Usando el no camino como camino y la no limitación como límitación”.

El símbolo del taoísmo es el agua; el distintivo es el ying-yang; la Flexibilidad es el concepto fundamental del Tao. Disciplinas como el jiu-jitsu, que consiste en aprovechar el impulso del adversario para desviarlo en el momento oportuno y derrotarlo con su propia fuerza se basan en el taoísmo.

Bruce Lee creó una forma de combate que se basa en conceptos contrarios al resto de artes marciales. La rigidez, las katas y la perfección de los movimientos de otros estilos de lucha son, precisamente, los conceptos a eliminar de esta vertiente de lucha.

Los 3 pilares del Jeet Kune Do son Velocidad, Alineación y Desplazamiento. Efectividad, y cómo no “Golpeo y tú no me tocas” como traducción de “Jeet Kune Do” o “Puño que Intercepta”. Es decir:“EVITAR QUE EL ATAQUE DEL CONTRARIO ENTRE EN EFECTO”.
Pero más que una técnica para combatir, es un modo de evolucionar tanto física como espiritualmente; y este camino (Do) puede perderse si se cometen los seis errores o enfermedades como el deseo de atemorizar al enemigo o el deseo de victoria, por ejemplo.
BE LIKE WATER: VIDEO


Jeet Kune Do no es Kung Fu Chino tradicional. Es el resultado de la investigación y la “fusión” de Wing Chun, Tai Chi, boxeo, la esgrima tradicional y kali eskrima filipino y de técnicas nuevas y propias que buscan la efectividad ante todo.